Los deportes son un aspecto muy importante en la vida de todos los cubanos. La Isla es conocida por muchos como “la mejor máquina de deportes, en pequeña escala, del mundo” debido al gran número de extraordinarios atletas que ha formado durante todos estos años.

Cuba tiene una larga historia vinculada con los Estados Unidos y esto también tuvo una fuerte influencia en el escenario deportivo. El béisbol es el deporte más popular de la isla y es considerado, de hecho, el deporte nacional. En 1878 se organizó la Liga Cubana y se jugó el primer partido en diciembre de ese mismo año. En los años 40 del pasado siglo, muchos de los integrantes de las ligas en Cuba eran equipos compuestos por trabajadores de fábricas y de diferentes negocios que representaban a sus compañías. Con el triunfo de la Revolución en 1959, el gobierno revolucionario escoge este deporte como un símbolo de excelencia y se convierte en un componente de gran importancia de la Revolución Cubana.

En el año 1961 el gobierno cubano sustituye el antiguo modelo de béisbol profesional por un nuevo sistema de ligas amateur como la Serie Nacional de Béisbol. Después del triunfo revolucionario, este deporte se basó en un modelo socialista, guiado por ideas de interés nacional y no por conceptos monetarios como solía ser. El béisbol cubano es considerado como uno de los mejores del mundo y esta es la razón por la cual los nuestros jugadores tienen tanto éxito en las Grandes Ligas de Estados Unidos, Japón y Canadá. Jugadores como “El Duque” Hernández y su hermano Liván, y Rolando Arrojo, junto a los más recientes, Aroldis Chapman, Yasiel Puig y Yulieski Gurriel, hacen que todos los cubanos estemos orgullosos de nuestro béisbol.

Es un hecho que el deporte más importante de la Mayor de las Antillas es el béisbol. Sin embargo, los resultados que ha alcanzado Cuba en otras disciplinas deportivas como el boxeo o el atletismo, ubican a la isla en la cima. Atletas como el boxeador, tres veces campeón olímpico, Teófilo Stevenson, y el recordista mundial en salto de altura, Javier Sotomayor, por mencionar algunos, se han convertido en legendas e ídolos no solo en Cuba sino en el resto del mundo. Son modelos a seguir por futuros atletas y también son la inspiración de muchos niños que quieren ser como ellos.

La verdad es que los cubanos están inmersos en una sociedad en el cual los deportes son un pilar muy importante. No importa si es boxeo, béisbol o atletismo. Fidel Castro dijo: “Deporte derecho del pueblo”, todos los cubanos pueden disfrutar y practicar deportes. Quizás esta es la razón por la cual la isla, a pesar de su poca población, es tan exitosa. Los deportes no son solo para los ricos sino para todos; el talento no se puede comprar, podemos encontrarlo en cualquier lugar y en cualquier persona.